shape

¿Qué son los NFT's?

blog

¿Qué son los NFT's: Los ‘tokens’ para el coleccionismo de bienes digitales?

Los NFT o ‘tokens’ no fungibles son activos digitales que son únicos, insustituibles y no intercambiables. A diferencia de las criptomonedas lo que permite asignarle una representación física o digital.

De acuerdo con Rodrigo Fentón, profesor de finanzas del Tec campus Monterrey, para poder llegar a entender la importancia de los NFTs primero hay que comprender qué implica el término fungible. (Fungibilidad significa que las unidades individuales de un activo son intercambiables y, básicamente, indistinguibles entre sí.)

¿Cómo funcionan los NFTs?

Los NFT utilizan la misma tecnología que las criptomonedas, es decir, la blockchain. Sus transacciones se llevan a cabo mediante un libro de contabilidad digital en una red descentralizada y se almacenan en un wallet.

De esta forma, un NFT se encuentra registrado en un libro de contabilidad digital. Sin embargo, se diferencian de las criptomonedas porque cada uno de estos tokens no fungibles está compuesto por una serie de metadatos que le confiere unas propiedades únicas. En otras palabras: son individuales y diferentes unos de otros. Los metadatos pueden ser características, como el tamaño, nombre del creador, etc.

Un estándar más reciente y mejorado es ERC-1155. Permite que un único contrato contenga tanto tokens fungibles como no fungibles, lo que abre todo un nuevo abanico de posibilidades. La estandarización de la emisión de NFTs permite un mayor grado de interoperabilidad, lo que en última instancia beneficia a los usuarios. Esto significa, básicamente, que activos únicos pueden ser transferidos entre distintas aplicaciones con relativa facilidad.

El funcionamiento de los NFT puede variar en función de la plataforma de blockchain que les ofrezca soporte. En un principio, fue la red Ethereum la que ejecutaba las transacciones de estos activos no fungibles.

Características

Al contrario de lo que ocurre con las criptodivisas, los NFTs no se pueden intecambiar entre sí, ya que no hay dos NFTs iguales: tu carta de un criptogatito es única, como lo es esa obra de arte digital o cualquier otro bien intangible que entra en esta definición.

Además de ello, los NFTs reúnen varias características:

Extrañamente únicos: estos activos tienen muchas analogías con las obras de arte, de las cuales puede haber copias (es aún más fácil hacer copias de obras digitales), pero aquí el propietario puede certificar que es el propietario único y real de la obra original Una autoría certificada, protegida y controlada.

Personales: Son personales, como hemos dicho. No puedes comprar una licencia de una obra y compartirla, no pertenece a varias personas. No, el bien es solo tuyo.

Indivisibles: a diferencia de las criptodivisas, los NFT no se pueden dividir en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token completo, sin más. No puedes tener 1/1000 de un criptogatito.

Hay una cadena de bloques: que sigue el historial de ese NFT, de quién ha sido su propietario en todo momento desde su creador hasta la actualidad. Por qué manos ha ido pasando. Esa cadena de bloques o blockchain de Ethereum permite verificar de quién es de la misma forma operando de la misma forma que las criptomonedas.

Verificable: la cadena de bloques hace posible verificar algo que es bastante más complejo demostrar o certificar con temas como el coleccionismo de arte o sellos.

¿Cómo y dónde se compran estos ‘tokens’?

Normalmente se hace “a través de plataformas que sirven de interfaz para poder visualizar el contenido de los NFTs”. Según cuenta, en estos espacios se pueden comprar y vender los ‘tokens’ e interactuar a la vez con otros usuarios como si se tratase de una red social. Sotomayor subraya que para intercambiar estos activos se debe disponer de una ‘wallet’. Es decir, “un lugar donde guardar las claves que te dan acceso al NFT que está guardado en una ‘blockchain’”

¿Cuánto valen?

Los tokens NFT varían de precio habitualmente, no tienen un precio fijo. Pero puedes consultarlos desde la web de Coinraking. Se trata de una página web que nos da la rentabilidad o el precio de las criptomonedas en tiempo real pero también tiene un apartado específico NFTs donde puedes ver la lista de precios de todos los non-fungible tokens: cuáles son los tokens más caros, los que se vendieron al precio más alto de la historia. Podrás verlos y podrás ver el último precio cuál fue y hace cuánto tiempo.

¿Cómo se pagan?

Como hemos explicado en el apartado de compra y venta, depende. Depende de lo que compres o de dónde, si eres el primer comprador o no. Pero generalmente podemos decir que se compran utilizando criptomonedas. Para ello, conectas un wallet de criptomonedas a las tiendas o Marketplace dedicados y así puedes gestionar tus compras y ventas. Dependiendo de la web o de la compra que vayas a hacer puedes conectar determinados wallet, aunque generalmente son compatibles con Coinbase Wallet o MyEtherWallet tal y como hemos visto en algunas de las webs o markets de NFTs.

¿Qué son los wallets?

Aunque se trata de un proceso complejo y extenso, te lo resumimos brevemente: como los NFTs, los bitcoins o criptomonedas no son dinero físico que se almacena en tu caja fuerte o en un banco sino monedas descentralizadas que no están bajo el control de ninguna entidad concreta y cuyo valor se basa en la ley de la oferta y la demanda. Además, la creación se realiza a través de los usuarios utilizando la minería. Una vez que tienes esas criptomonedas (puedes conseguirlas comprando, intercambiando, minando) se almacenan en monederos o wallet.

Riesgos y problemas

Hay muchos problemas y riesgos asociados a estos NFTs o tokens digitales. Se trata de un archivo que “tienes” en una web y por el que has pagado, quizá, miles de euros. ¿Pero qué pasa si esa web desaparece? No es infalible almacenar de forma segura una obra de arte en casa ya que pueden robarla, pueden existir incendios. Pero el control, a grandes rasgos, es tuyo. En el caso de los tokens digitales dependes de servidores de webs en los que están y que pueden hacer que te quedes sin ese coleccionismo digital y sin dinero. No siempre es un riesgo y dependerá de la compañía o plataforma por la que apostemos, pero hay que tener en cuenta que dependerá del sitio, de la inversión.

Otra de las quejas relacionadas con los NFTs no tiene nada que ver con la seguridad de los mismos sino con la huella que supone operar con las cadenas de bloques, con el blockchain. El consumo energético que necesita operar con Ethereum hace que haya mucha gente considerando los NFTs como un problema por su huella de carbono.

Dejar un Comentario