.st0{fill:#FFFFFF;}

10 Tips para Mejorar tu Relación con el Dinero y Abrir Paso a la Abundancia. 

 junio 30, 2020

By  carla

Este tema es muy sonado para varias personas, pero en esta ocasión me gustaría que no lo observemos como algo binario; de si nos va bien o mal con el dinero. Esta vez, los exhorto a que hagamos consciencia y no sólo de la relación que mantenemos con el dinero, sino también de cuáles son nuestras creencias, ¿qué tiempo le dedicamos a pensar cómo mejorar nuestra relación con el dinero? Y de tus pensamientos, ¿trabajas en y con ellos? De igual forma invitarte a reflexionar ¿cómo crees que tu vida se va creando?, ¿crees que la vida es sólo un movimiento físico, o consideras que tiene que ver la parte mental y la ejecución de las creencias? Asimismo, es de gran importancia ver, ¿cómo es la relación que tienes con las personas que te rodean? Por ejemplo, tu pareja, tus hijos, tu familia, etc.

Una vez culminada la reflexión anterior, quiero compartirte una serie de indicadores que nos muestran signos de una mala relación con el dinero. Porque para transmutar positivamente, primero debemos observar lo malo.

-Tu situación financiera no mejora.

Conforme van finalizando los meses, tus finanzas tienen el patrón de una mala administración y siempre te hace falta algo que no puedes solventar o con las justas te alcanza y estás esperando al siguiente pago. Sientes que es un ciclo que no mejora y esto se debe a que tienes fijo un sistema de creencias que no te permite avanzar.
Por lo tanto, es de gran importancia atender esa parte y crear cambios en nuestras creencias para poder avanzar.

-Evitas hacer planes en el futuro.

La procrastinación es uno de los mayores enemigos de la abundancia. Cuando no creas planes a futuro, haces a un lado las creencias de lo que puedes lograr y tampoco te permites darles un trayecto para alcanzar tus metas.

Es bueno generar planes que vayan de la mano con la acción, verás cómo te abre el panorama y ayuda a dirigir tus esfuerzos.

-No tienes estrategias consistentes en relación con el dinero.

Esto va de la mano con el punto anterior. Se trata de la proyección o de la ruta que tomarás para seguir una sola dirección. Debes cortar con las consecuencias situacionales, es de decir, justificar que te va mal por factores únicamente externos.

Puedes crear una estrategia consistente a través de la priorización y del enfoque para no olvidar cuál es la meta que deseas alcanzar.

Una vez analizados los puntos negativos, quiero compartirte una serie de puntos que te ayudarán a cambiara de forma positiva la relación que llevas con el dinero:

  1. Reconoce la importancia del dinero.

Vivimos inmersos en un sistema financiero capitalista, es la realidad y para comenzar a mejorar nuestra situación económica, debemos de reconocer la gran importancia que tiene el dinero porque al hacerlo, estás abierto a recibirlo, multiplicarlo y repartirlo en tu vida y con las personas que están a tu alrededor.

  1. Intégralo en tu vida.

El dinero representa un área muy básica e importante en la vida de todos y lo que cada uno proyecta, es el reflejo de nosotros mismos. Eso quiere decir que el dinero no es bueno, ni malo, es principalmente el valor y la actitud que le otorgamos. Por consecuencia, si nosotros le tenemos aversión, el dinero se alejará de nosotros.
Integrarlo constantemente a nuestra vida nos permitirá quitarle el dualidad de si es bueno o malo, para ello es importante hacernos conscientes, darle la importancia del papel que desempeña en nuestra cotidianidad y tomarlo como una herramienta que nos permite llevar a cabo acciones u obtener bienes.

  1. Velo como un medio, no como un fin.

Ver al dinero con una doble visión, de forma integrada y separada. Eso te ayudará bastante a entender que el dinero por sí mismo no proporciona nada, pero entendiendo su importancia, y no brindándole el fin de todas las cosas que realizamos.

El mayor propósito de tu vida es vivir en tu pasión, esto te ayudará a vibrar con alta energía, por consiguiente, te volverás en un imán que atraerá de forma fácil el dinero. 

  1. Dale su valor, mas no tu valor.

El que tengas o no dinero, no significa que tu valor como persona aumente o se reduzca. Estamos inmersos en una sociedad en la que se le da más importancia dar, pero olvidamos lo importante que es el recibir. Parte de recibir, es aceptar y saber tu valor como único e irremplazable, que ningún aspecto material podrá suplir.
Si no sabes cuánto vales el dinero difícilmente te lo dirá.

  1. Maneja tus emociones.

El dinero puede provocarte diversas emociones, entre ellas algunas negativas, como el miedo, la culpa y la ansiedad que pueden generar que tu visión y juicio se nublen. Para evitarlo, es importante lograr el manejo saludable de nuestras emociones, comenzando por el autoconocimiento para transformar esas emociones negativas en seguridad y libertad.

  1. Elimina tus creencias limitantes.

Estamos programados para hacer sólo aquello que creemos posible, sin embargo muchas veces nos enfrentamos a una formación en la que están enraizadas ideas como la carencia y escasez.

Un ejercicio que podemos realizar es plantearnos la posibilidad de lograr algo, por ejemplo, ganarnos diez mil pesos de un día para el otro, una vez dicho esto, hay que poner atención a cuáles son los primeros pensamientos que saltan y los negativos son las limitantes.

  1. Manifiesta la abundancia.

Creer, confiar y soltarnos a que la vida es abundante y tiene lo mejor para nosotros.

Adoptar una cultura de prosperidad alcanzará a todas las áreas de tu vida, no solo la parte monetaria.

Esto se adopta paulatinamente con afirmaciones positivas constantes, permitir la creencia de que nos irá bien y trabajar por ello.

  1. Vibra con la energía del dinero.

Este punto es importante siempre tenerlo en cuenta. Esto se hace gracias a la creencia y a través de la motivación e inspiración hacia otras personas. Permítete sentir compasión hacia los demás, deséale que a todos les vaya bien porque en medida que tus pensamientos se desborden de esa energía lograrás atraer cosas bonitas.

  1. Cuida lo que dices.

La mentalidad de riqueza también abarca nuestro lenguaje y no únicamente el interior (pensamientos) también el exterior tiene un gran peso. Cada vez que hablemos, que nuestra voz llene el silencio con palabras de valor para las personas que están a nuestro alrededor.
La palabra es el poder de la creación.

  1. Amplía tus conocimientos.

Invierte en ti, en cursos, talleres, diplomados, lecturas; todo material que te ayude a enriquecer tus conocimientos.
Nuevas distinciones y herramientas financieras te ayudarán a abrir paso a más posibilidades y mejorarán tanto tu relación con el dinero como tus resultados.

En conclusión es realizar todas las reflexiones y acciones en conjunto y de esta forma notaremos cambios positivos en todos los aspectos de nuestra vida.

carla


Your Signature

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Quieres que un miembro del equipo de Mario se ponga en contacto contigo?

>