.st0{fill:#FFFFFF;}

¿Cómo materializar tus metas? 

 junio 5, 2020

By  carla

Durante mis primeros años creía que el éxito era inalcanzable, que únicamente lo alcanzaban las personas que contaban con algún privilegio. Tales como haber nacido en el seno de una familia acomodada, tener acceso a una buena educación o poseer ventajas frente a lo que yo tenía. Por desgracia, lo que sucedía era que me veía como si yo fuera una víctima bajo las circunstancias de la vida.

Hace ya más de 12 años que trabajo por alcanzar el éxito, a partir de esto me hice preguntas sobre ¿cómo una persona con las mismas capacidades que yo, podía lograr el éxito? Entonces comencé a indagar en internet a través de vídeos y páginas, a leer diversos libros e ir a conferencias para responder estas dudas. Entonces, las respuestas empezaron a llegar; tenía que cambiar mi mentalidad, tomar las riendas de mi vida y empezar a tomar una postura de protagonista para obtener el éxito.

Al principio creía que todo era a partir de cambiar únicamente mis pensamientos y creer que todo iba a darse de forma espontánea, pero, ¡oh realidad! Aún no materializaba mis pensamientos de ser millonario, pues para ese entonces mi esposa sostenía gran parte de los gastos para lo necesario en casa. Pasar por este momento de crisis financiera hizo que mi esposa se sintiera abrumada y me exigió que quería ver resultados o me dejaría.

A partir de ese momento crucial, de sentir que podía perder al amor de mi vida, me puse a trabajar fuertemente en mí y logré tener un desarrollo personal. Gracias a eso, pude darme cuenta de las acciones que desde mi ilusión frenaban la materialización de mis metas.

Para materializar nuestros pensamientos, necesitamos enfocarnos en un pensamiento positivo, hablar como una persona millonaria y por último tomar acción de una persona que genere abundancia.

Te comparto una dinámica que te ayudará a reflexionar y así lograr la materialización de aquello que deseas.
Primero debemos de considerar tres factores importantes; la ilusión, la realidad y la acción.

Por ejemplo:
Mi ilusión era ser millonario.
Mi realidad es que no tenía dinero.
La acción que llevaba a cabo era dormir.

Entonces, nunca iba a realizar mi ilusión si no llevaba a cabo una acción que la alcanzara y también había una pieza clave, no estaba creyendo de verdad que fuera a suceder. Pensar en ser millonario no es suficiente para serlo. Para cambiar nuestra realidad, debemos de tomar pequeñas acciones constantes que ayuden a permutar nuestra percepción y persona para comenzar a actuar desde un lugar diferente.

Fui haciendo pequeños cambios en mi día a día, pequeñas acciones que se basaban en dos conceptos importantes; prioridad y acción. 

Todo el tiempo quería dormir, entonces supe que tenía que activar mi cuerpo, comencé a salir caminar. Me urgía ponerle orden a mi vida y empecé por tender mi cama, arreglé mi escritorio. Por último, necesitaba tener dinero y la acción fue quedarme $20 al final del día. Muchas veces creemos que tenemos que hacer todo al mismo tiempo, pero lo importante es ir ejecutando pequeñas acciones o pequeñas victorias que nos permitan alcanzar el mayor objetivo.

Cambia tus paradigmas, lo que necesitas hacer es pensar diferente y en el fondo lo que te generarás es que sí existe la posibilidad de que puedes lograr tus propósitos. Al final te tienes que dar cuenta del gran valor que representas y explotar tu potencial a partir del auto-conocimiento, el desarrollo, aprendizaje y rodearte de personas que aporten valor a tu vida.

carla


Your Signature

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Quieres que un miembro del equipo de Mario se ponga en contacto contigo?

>