.st0{fill:#FFFFFF;}

El Poder de la Visualización 

 marzo 7, 2021

By  carla

Hace aproximadamente diez años me encontraba sumergido en una etapa complicada de mi vida porque me veía a mí mismo en una versión y a la par en un entorno que no me gustaban. Por lo tanto,  me preguntaba constantemente ¿qué debía hacer para que mi vida y mi realidad cambiaran? Lo primero que pasó fue que me di cuenta de que estaba en un bucle de mi vida,  me pasaban una y otra vez cosas que se repetían sin poder salir porque mi mente sólo le prestaba atención a ciertos temas que me reconfortaban.

Mis pensamientos constantemente me dirigían a patrones donde repetía que no sabía qué hacer, mi situación era difícil, no tenía dinero, mi vida no era como yo la quería, el problema principal es que no me daba cuenta del porqué todas esas ideas vivían en mis mente, entonces empecé a leer y ver películas sobre temas del estilo de “si lo crees, lo creas”. No obstante, mi vida no se estaba desarrollando con este “pensamiento mágico” porque me estaba enfocando de una manera incorrecta.

Te comparto una serie de pasos que fueron una guía para mí y lograr cambiar algunos paradigmas en mi forma de pensar que me bloqueaban y no me permitían avanzar hacia mi objetivo.

  1. Contraste.

Es detenerse y darse cuenta de qué ocupa nuestra vida actual. Poner atención a lo que te está sucediendo, qué señales me brinda la vida para que yo reconozca qué tengo que cambiar. Este paso es de suma importancia, pues nos permite lograr la materialización de las cosas en consecuencia de la observación y análisis de la realidad.

Notar lo que sucede en nuestra imaginación contra la realidad nos ayudará a trascender.

  1. Visualiza.

Haz a un lado los pensamientos negativos, deja de manifestar desde la negatividad, cambia el enfoque. Por ejemplo; en lugar de decir “ya no quiero estar endeudado porque me siento abrumado”, di “busco generar mi libertad financiera”, “el dinero viene fácil a mí”, “soy una persona próspera”.

Si no eres capaz de visualizarte de forma positiva, menos serás capaz de materializarlo porque existen un sinfín de barreras que no te permiten avanzar. 

  1. Alinea tus emociones.

Los cuadros de visualización son buenas herramientas, pero tampoco harán el trabajo por ti. La mente funciona a través de imágenes porque éstas reflejan parte de nuestra realidad, pero el verdadero trabajo se realiza cuando tu emoción está alineada a tus visualizaciones y qué tanto tus creencias están libres entre la visualización y tú. 

Para lograr el poder de la visualización lo primero que debemos hacer es colocarnos en el curso favorable de las cosas,  es decir, pensar que somos personas prósperas, que sí vamos a lograr nuestras metas. La siguiente tarea es visualizarnos con nuevas creencias, por ejemplo, cambiar nuestras emociones, volvernos personas más compasivas, menos juiciosas, amándonos más, lograr la grandeza que habita en nosotros,  creer en el curso favorable de la vida, cuidar de mi cuerpo, dejar de castigarme, mejorar mi relación con el dinero, etc.

Muchas cosas pueden verse adversas pero mientras tú estés conectado contigo mismo, confiando en el curso favorable de los hechos, viendo la realidad como un reflejo de lo que está dentro de ti, se convierte en un espacio de trabajo y crecimiento. Cree que cada día puedes ser mejor hijo, hija, esposo, esposa, mejor ser humano y sintiéndote cómo desde ese interior. 

Para ejercer el poder de la visualización en tu vida, te invito a realizar el siguiente ejercicio.

Despierta una mañana, abre los ojos y quédate acostado haciendo una pequeña reflexión, sin salir de la cama. Imagínate cómo será tu día, al momento de bañarte, cambiarte, arreglarte, desayunando, toda la rutina que tienes para empezar el día. Después, una vez listo, te diriges a tu lugar de transporte para ir a tu trabajo y una vez estando ahí visualiza que te encuentras una moneda de 10 centavos, la sientes, la textura, el tamaño, color. En ese momento te preguntas ¿tengo la posibilidad de crear lo que estoy pensando? Respira profundamente, abres los ojos y empiezas tu día.

Al realizar este tipo de ejercicios estamos entrenando la mente para visualizar, sentir y alcanzar nuestros propósitos. Asimismo, nos hacemos más conscientes de cómo manejamos nuestros pensamientos, que son la piedra angular para la ejecución de las acciones, de ahí me reconozco en mi grandeza, me siento bien o mal, creo o no creo, me pongo afirmaciones negativas o positivas.

carla


Your Signature

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Quieres que un miembro del equipo de Mario se ponga en contacto contigo?

>