.st0{fill:#FFFFFF;}

Mi Opinión de los Negocios Tradicionales. 

 octubre 29, 2020

By  carla

Actualmente existen muchos movimientos en los mercados financieros, que generan la sensación que existirán múltiples consecuencias. Es difícil decir a ciencia cierta qué sucederá, por esta razón, es interesante observar qué va sucediendo con las divisas, hacia dónde se están moviendo las acciones, a dónde se van a activos refugio y tecnológicos que se reflejan en índices como el Nasdaq, el Standard and Poor’s. Consecuencia de los momentos cruciales que vivimos en la pandemia, resulta en que la economía se está abriendo la oportunidad de invertir en economía digital y en bancos centrales.


Por lo tanto, se genera la pregunta, ¿hacia dónde vamos?, ¿qué sucederá con el mundo tradicional? Mi opinión es que cualquier negocio es bueno, sin embargo, lo primero que te debes preguntar antes de ofrecer un producto o servicio es ¿cuál es el tamaño al que puedes acceder a través de él?, ¿quiénes son los consumidores?, ¿a cuántos de esos consumidores puedes acceder?

Por ejemplo, en trading, el mercado mexicano tiene un PIB de 1.5 billones de dólares y ese capital está repartido en las diferentes industrias de México. Ahora bien, el sector en el que laboras tiene una parte proporcional del PIB, porque no cuenta con una producción más grande que la actual. Al analizar estos datos fue cuando me di cuenta de la grandeza con la que cuenta mi profesión porque con ella puedo acceder a más de 6 trillones de dólares diarios de liquidez y eso me ayudó a empezar a pensar afuera de la caja. 

Mencionado lo anterior, al momento de emprender se vuelven preguntas fundamentales cuestionarnos ¿cuánta liquidez tiene?, ¿con cuánta oferta y demanda cuenta? Respondido lo anterior, puedes comenzar a trazar tus capacidades, habilidades, cómo estás desempeñándote en ese negocio y la diferencia entre un negocio tradicional es si no lo haces en las nuevas tecnologías, entonces te estás limitando a acceder a una mayor liquidez. Por eso recomiendo que mantengas la mira hacia nuevos horizontes, principalmente en las nuevas tecnologías que invierten en nuevos mercados, en nuevas formas de comprar y apostar al crecimiento de una empresa.

Además de tu negocio tradicional, ¿cómo involucrar las nuevas tendencias?

El ADN de un emprendedor le exige estar atento de las tendencias que mueven el mundo. Durante la próxima década se esperan cambios exponenciales en diversas áreas relacionadas con temas como la tecnología, la salud o la economía, por lo que también se abrirán áreas de oportunidad que serán dominadas por quienes lleguen primero a ellas. Tal vez ya no seas de los primeros en emprender en dichas áreas, pero las cosas han ido cambiando de manera silenciosa y debes estar muy al pendiente de todos los posibles cambios. 

Una muestra de esto, es lo que dice el informe El Futuro del trabajo, publicado en el Foro Económico Mundial, que reveló que más del 65% de los niños que ahora están en los primeros años de la escuela tendrán que trabajar cuando sean adultos, en profesiones que todavía no se han inventado. También, el 82% de los líderes de negocios consideran que en los próximos cinco años habrá equipos integrados de humanos y máquinas trabajando en sus organizaciones.

  • Redefinición de las líneas de negocio.

Las empresas seguirán buscando ingresar a diferentes industrias y mercados para desarrollar nuevos modelos comerciales y ampliar sus capacidades, por lo que cada vez será más difícil clasificar a qué se dedican.
Un ejemplo de este tipo de empresas, es Amazon, que no es solamente un minorista, pero tampoco es una compañía de tecnología de logística. En realidad está presente en todas esas áreas.
Esta tendencia se mantendrá, así que los emprendedores deberán ver más allá de las “etiquetas” tradicionales para crear nuevos modelos tecnológicos.

Otro aspecto que va a transformar lo que quieren los consumidores es la “demanda sobre la marcha”, es decir, la fabricación a la medida de productos que pida el público. La tecnología permitirá crear cosas y corregirlas en tiempo real, basándose en información como la predicción y los comentarios de los clientes. Por ejemplo, si se prevé una semana fría, un día antes en las tiendas habrá ofertas de ropa cálida o se comprarán insumos extra para preparar más café en un restaurante. También las empresas se alimentan de la información que generan los clientes y de igual forma consumimos por reseñas que otros usuarios crean.

Otro escenario ilusorio, es cuando México llegue a la final del Mundial en 2030, podrán fabricarse más camisetas al terminar la semifinal para que pueda satisfacerse la demanda. Un área de oportunidad será recolectar e interpretar todos esos datos para distribuirlos a los clientes potenciales a tiempo para tomar decisiones.

El big data y la integración de datos están jugando un papel muy importante en la demanda y oferta de bienes y servicios.

  • Un nuevo urbanismo y sentido de la comunidad.

En 2030, casi dos tercios de la población mundial residirá en las ciudades; por ello, será necesario construir nuevas urbanizaciones.

Por ejemplo, el cambio climático está incrementando el índice destructivo de eventos como huracanes, tifones, tormentas, incendios forestales y sequías, lo cual obligará a crear ciudades más seguras y resilientes. Se necesitarán nuevos materiales como pavimento impermeable y una mayor cantidad de áreas verdes en lugares estratégicos. La planeación de estos nuevos espacios y el desarrollo de los nuevos productos, representan oportunidades importantes.

¿Y si te anticipas al análisis de todas las problemáticas? Eso te ayudará a ser pionero y tener un negocio fructífero que podrá crear más visión.

En cuanto al transporte público, una tendencia serán las plataformas de viajes compartidos o por su vocablo en inglés “ridesharing”. Habrá más conciencia de que, en promedio, un automóvil no se utiliza el 95% del tiempo, por lo que esta nueva forma de transportarse aprovechará mejor los recursos, inclusive en algunos lugares será innecesario adquirir un vehículo. Los autos eléctricos y autónomos serán básicos en este nuevo modelo, y su funcionamiento será más eficiente con la combinación de datos, algoritmos y modelos comerciales creativos.
Todo lo previamente mencionado, requerirá cambiar la industria de los autos y el transporte.

Otro dato valioso, es que en el año 2030 se cree que existirán 120 millones de hogares unipersonales, es decir, adultos que vivan solos alrededor del mundo.

  • Reinventar la salud.

Los avances en la medicina están generando personas más longevas. Sin embargo, esto trae consigo que el envejecimiento de la población sea mayor, lo cual, combinado con estilos de vida cada vez más sedentarios, generará nuevos retos en la prestación de servicios de salud. 

Por ejemplo, será obligatorio que el cuidado de la salud sea preventivo, predictivo, proactivo y personalizado. Esto quiere decir que haciendo uso de herramientas como el big data o la inteligencia artificial, se podrán saber cosas como en qué región geográfica hay riesgo de aumento de una enfermedad a partir de la lectura de factores como la genética de los habitantes, el clima y la alimentación. Se necesitarán empresas y organizaciones que presten este servicio de análisis.


La información ya existente en celulares, relojes y “wearables” en general, ahora deberá entrar en métodos que fusionen los mundos biológico, físico y digital para que, junto con la secuencia de ADN y la edición de genes se pueda revolucionar el desarrollo de fármacos y generar nuevas terapias para enfermedades graves y el blockchain podría salvaguardar la integridad de las cadenas de suministro y ensayos clínicos. Esto también permitirá crear tratamientos y medicinas personalizadas, por lo que se necesitarán equipos multidisciplinarios que trabajen en ello.

  • El trabajo ya no será un lugar.

Desde hoy, varios trabajos operativos ya han sido reemplazados por máquinas, pero eso no significa que los humanos hayan dejado de ser útiles, ya que ahora se requerirán quien las programe, diseñe y den mantenimiento, además de mentes creativas que busquen nuevas formas de aprovecharlas.

Asimismo, la mano de obra altamente calificada será cada vez más escasa, por lo que el desafío de las empresas, será atraer, hacer crecer y retener a esas personas, lo cual abre oportunidades en temas como capacitación a distancia, incentivos laborales o motivación.

La selección de personal deberá ser tan específica que, por ejemplo, una entrevista de trabajo se basaría únicamente en las competencias y no en temas como la apariencia física usando herramientas como el big data para ver qué ha hecho un candidato en otros empleos y usar la realidad virtual en la entrevista de trabajo para no tener la necesidad de ver físicamente a la persona y temas como su apariencia influyan en su contratación.

La mentalidad de los trabajadores también debe cambiar, ya que cada vez es más obvio que el trabajo ya no es un lugar físico al que hay que ir todos los días, sino que es una actividad que se puede realizar en cualquier momento y lugar. Así, además de tener nuevos dispositivos e interconexiones, también habrá que desarrollar una nueva forma de ver el equilibrio entre vida y trabajo.

119.7 millones de personas en América Latina y el Caribe serán mayores de 60 años en el año 2030 (fuente Cepal).

  • Regulaciones más rápidas y adaptables.

Las tecnologías disruptivas y los nuevos modelos comerciales hacen que las regulaciones que existen hoy, muchas veces sean ineficientes, lentas y un freno para la innovación. Por ello, las nuevas leyes deberán escribirse en colaboración directa entre las empresas y el gobierno, aprovechando ventajas como la inteligencia artificial, el big data o el blockchain para acelerar la toma de decisiones.
¿Para qué discutir la conveniencia de un tema, si analizando los datos se puede ver si es conveniente o no para la población?

La economía colaborativa desafiará a los reguladores económicos, ya que será necesario que personas y organizaciones de diferentes partes del mundo trabajen en conjunto en actividades que todavía no existen, pero que se tendrán que establecer en leyes y reglamentos de manera rápida. Así, se deberá trabajar en cuestiones como ética, certificación de transparencia, salarios mínimos o licencias. Las empresas que trabajen en la tecnología que ayude a acelerar estos trámites y brinden el servicio de supervisión, tendrán un amplio campo de trabajo a nivel global.

En conclusión, te hago una invitación a que amplíes tu mentalidad empresarial y de negocios tradicionales y veas qué áreas de tu negocio pueden entrar en esta tecnología y aproveches el crecimiento de las mismas.

carla


Your Signature

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Quieres que un miembro del equipo de Mario se ponga en contacto contigo?

>