.st0{fill:#FFFFFF;}

Vender Sin Vender. 

 octubre 9, 2020

By  carla

Nuestro día a día involucra un proceso constante de ventas, por lo tanto es valioso saber vender y negociar. Para cuestiones muy básicas para satisfacer nuestras necesidades, es necesario saber comunicar de manera efectiva. Por ejemplo, tienes una reunión con tus amigos y están escogiendo qué van a cenar, pero a ti se te antoja algo, entonces debes de ser perspicaz para saber cómo convencer a los demás para llegar a un acuerdo. Que ellos se decanten por tu gusto, es necesario el correcto uso de palabras, el poder de convencimiento y conocer las características de lo que quieres para hacerlo deseable.

Anteriormente las ventas se llevaban a cabo de una forma más agresiva, ahora debemos hacer uso de recursos más genuinos para convencer a las personas, porque las reglas de compra – venta han cambiado de forma radical.

Si sabes vender, puedes emprender porque si sabes vender vas a lograr lo que te propongas. Llámese obtener un buen empleo, casarte con la persona que quieres, conseguir un ascenso, crear una empresa, etc. Pero para ello existe una regla muy valiosa; saber vender sin vender.

Si te vas a lanzar al mundo del emprendimiento, es básico que sepas comunicar cuál es tu ventaja competitiva, para expresarle a tus futuros clientes de toda la gama de productos que existen, ¿por qué deben escoger tu producto?, ¿qué necesidad vas a satisfacer?, ¿qué experiencia de compra puedes ofrecer? Para ello, es necesario que construyas un proceso de venta que esté basado en un proceso creativo, donde la mente trabaje explorando opciones diferentes y puedas crear y materializar tus objetivos.

  • El que sabe vender logra y hace sus sueños.

Algunas personas creen que cuando se habla de “ventas”, esto se refiere a solo vender productos o servicios físicos y/o presenciales, inclusive, se tiende a pensar que las ventas son sólo para las personas que saben hablar o con personalidad extrovertida. Sin embargo es importante que tomes en cuenta, que todos sabemos hablar y que hasta en tu búsqueda de pareja o trabajo debes aprender a venderte.

La adaptación y versatilidad que puedas poseer para esta nueva época, son vitales para que tú puedas entender cuáles son los mecanismos básicos e introducirte a este mundo de ventas/compras en línea.

  • Tienes que saber que lo más difícil de vender, eres tú mismo.

Puede parecer paradójico, pero es importante que entiendas que lo más difícil de vender en el mundo eres tú mismo, esto se debe a que si no crees en ti, si no confías en tu persona, no te admiras, y no posees tu propia aceptación de ti nunca tendrás la fuerza necesaria para vender porque eres el único que sabe tu capacidad y tu verdadero valor.

  • Sé diferente.

Este concepto no únicamente se refiere a que seas diferente del resto, sino a cuál es tu talento. Las ventas actualmente no se fijan por la baja de precio, ahora es necesario saber comunicar y trabajar tu talento y valor diferencial.

En este mundo somos demasiadas personas las que transitamos día a día, entonces es importante que marques esa diferencia, mostrar qué te hace diferente, único y especial. 

  • Sé honesto.

Esta virtud tiene un peso extremadamente importante, mantén siempre por delante dicha virtud, trabaja y vende siempre dentro de la honestidad y la ética.

No pienses únicamente en las comisiones que ganarás, hay muchos vendedores que venden sólo por el dinero. Cuando ofrezcas tus servicios o productos a clientes e identifiques a medida de la conversación que tal vez no le generas ningún tipo de valor o mejora su vida, sé honesto y diles que no es posible trabajar con ellos.

  • Ayuda a tu cliente, no le vendas.

Va relacionado con la honestidad, si quieres vender sin vender empieza por ayudar a los demás.

Recuerda que vender es una consecuencia, derivada de ganar el respeto y confianza de las personas, ayúdales, no únicamente les vendas.

Esto implica aportar valor desde la primera interacción con la persona, ya sea por teléfono o presencialmente, e incluso proveer opciones que inicialmente no te convengan tal como recomendarle otro proveedor.

“La táctica de insistir hasta la muerte ya no funciona en la actualidad, sino crear lazos de confianza entre tú y tu cliente”.

Cuanto más sirvas a la gente, más vas a vender, esto quiere decir que cuando te enfocas más en ser una persona integral, ofrecer tu servicio y no sólo vender, las ventas van a llegar por sí mismas porque tú trabajo y persona solos se van a recomendar.

carla


Your Signature

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¿Quieres que un miembro del equipo de Mario se ponga en contacto contigo?

>